Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
                  Fotografías y texto por Ana Mora

Macthbox 20 por fin visitó nuestro país. Muchos, muchos años tardó este encuentro y éramos bastantes quienes los esperábamos desde hace más de una década. Dos las fechas que sacaron en México: la noche del pasado 23 de Septiembre en la Arena Ciudad de México y un día despues en la Arena Monterrey. El concierto en México, lo arrancaron con Paradise, una canción de su nueva producción North, para a continuación tocar uno de sus más grandes y esperados éxitos: Bent, rola con la que todos los asistentes nos sentimos más que bienvenidos a una velada hasta cierto punto íntima con esa banda que seguro la mayoría conocíamos y esperábamos con ansías desde que éramos adolescentes. De un inicio, Rob Thomas, vocalista de la banda, nos invitó entre coquetas y chistosas miraditas a dejar fuera de las paredes de la Arena Ciudad de México todos nuestros problemas, escuela, trabajo, familia, para disfrutar el momento, celebrar que estamos vivos y que por fin pudieron venir a tierras Aztecas después de tantos años. He de decir que se trató de un concierto muy divertido, lleno de canciones para bailar como She’s So On, How Far We’ve Come con la que se desataron todos los asistentes, moviéndose todo lo que podían. Sin hacer falta por supuesto de las clásicas que tanto extrañábamos y esperábamos ver en vivo. Más a menos a mitad del set, Thomas introduce una baladita de su disco en promoción, North, esperando que nos guste igual que ellos. Empiezan a tocar unas delicadas guitarras para dar entrada a una canción que enchina la piel y provoca querer llorar por lo dulce, vulnerable y triste que suena su letra: I will, canción que me hizo querer correr a la tienda de discos más cercana y adquirir ese nuevo álbum de inmediato. De la nada comienzan los acordes de If You’re Gone, canción que a mí en lo personal me mata. La noche estaba hecha y yo ya podía irme a casa con sonrisa de oreja a oreja. Aún así, todavía faltaban algunas otras en su Set List, entre las cuales destacó un cover a los legendarios Rolling Stones, Jumpin’ Jack Flash, con la que absolutamente todos se prendieron para prepararse y ahora sí despedir a esta genial banda americana de Rock Pop. Nos dejaron sin más que pedir, definitivamente fue un excelente concierto. 
La espera valió la pena por completo, en verdad deseo que regresen pronto. 



Leave A Reply